ENLACES DE INTERES: Vaticano
Flag Counter

APOSTOLADO

 

Al pertenecer a la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, las Hnas. Trovadoras tienen como objetivo “llevar a todos los hombres, mediante el resplandor de la verdad del evangelio, a buscar y recibir el amor de Cristo”[1]. Este resplandor ha de ser irradiado hacia el mundo a través de la liturgia, el apostolado parroquial y el arte, para que la humanidad entera tenga acceso a la vida eterna que nos ha sido anunciada: “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo.” (Jn 17, 3)

 

Las hermanas Trovadoras, viviendo la Espiritualidad de la Comunión que se profundiza y arraiga en la meditación de la presencia de la Santísima Trinidad en el corazón, - de donde emana a su vez el carisma-, y reconociendo que “es en la Iglesia donde se cumple la misión de Cristo y del Espíritu Santo: el objetivo salvador de hacer a todos los seres humanos parte de un solo cuerpo en Cristo, siendo a su vez, cada uno, templos del Espíritu Santo (Cf. CEC 737), se convierten en testimonio y presencia evangelizadora  para el mundo, encarnando en su diario vivir esta misión de comunión (ser un solo cuerpo en Cristo) y santificación (templos del Espíritu Santo), a través de la absorción y unión total de su existencia con la Espiritualidad y Carisma propios de la Asociación, Superponiendo esta compenetración, sobre las acciones laborales y pastorales. Ésta meta de vivir a plenitud según la Espiritualidad y el Carisma, antes de preocuparse por hacer, mostrar o realizar acciones pastorales, será el primer objetivo apostólico de la Asociación.

 

Lo anterior enmarca que toda acción apostólica de la Asociación será vacía sino proviene de una persona íntegra, que se esmera por experimentar en su ser lo mismo que predica, transmitiendo esto mismo a los que tiene a su alrededor, evitando ante todo y en especial en la vida comunitaria, ser "luz de la calle, y oscuridad de la casa" [2] reconociendo que es primordial el ser antes que el hacer.

 

Con la conciencia de vivir y experimentar el amor de Dios para irradiarlo a los demás, las Hermanas Trovadoras de la Eucaristía desplegan su labor apostólica en tres aspectos:

La liturigia, el apostolado Parroquial y el arte.


[1]Introducción, Constitución apostólica Fidei Depositum, SS. Juan Pablo II

[2]Adagio popular

 

ACCIONES APOSTÓLICAS

En la oración y de manera privilegiada, en la adoración Eucarística, la Hnas. Trovadoras de la Eucariatía encuentran su inspiración y fuerza, para que conociendo a aquel que es “la Verdad” (Jn 14, 6), puedan llevar la alegría de la salvación a todos aquellos que la desconocen. Como una Asociación Pública de Fieles con vistas a ser Instituto Religioso de Derecho Diocesano, dedicada a la difusión de la sana doctrina de la Iglesia, de las devociones al Santísimo Sacramento, a la Virgen María y a los santos, para “ganar a todos para Cristo” (Cf. 1 Cor 9, 19-23), a través de la liturgia, el apostolado parroquial y el arte, ejercerá su misión apoyada en lo anteriormente dicho (Art. 22-33) a través de las siguientes actividades apostólicas:

 

1.      Animación, participación e impulso de lo que corresponde a los fieles, en los actos litúrgicos de la Iglesia Católica, en especial la Santa Misa.

 

2.      Apoyo y formación de las comisiones litúrgicas parroquiales.

 

3. Conformación y formación espiritual, litúrgica y artística de grupos parroquiales y personas que participen en las celebraciones litúrgicas, según las recomendaciones y normas de la Iglesia, como: Monaguillos, lectores, comentadores, salmistas, cantores, instrumentistas y sacristanes.

 

4. Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, las hermanas podrán suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas y administrar el bautismo (Cf. CIC 232 § 3) además, bajo la debida aprobación de la autoridad eclesiástica, podrán distribuir la comunión y cumplir funciones como ministras extraordinarias de la Comunión, dando prioridad al viático para los enfermos.

 

5. Promover la Adoración y el culto a Jesús Eucaristía, por medio de encuentros, jornadas, charlas, folletos, y retiros que incentiven a los fieles a recibir las gracias provenientes de este sacramento, y les enseñen los cuidados, actitudes, posturas y acciones que se deben tener ante la presencia real de Jesús Eucaristía, pues “La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto Eucarístico.” (CEC 1380)

 

6. Desarrollo de las actividades administrativas como Sacristía y despacho parroquial, observando las normas de la Iglesia Universal y Particular, complementando dichas labores con una pastoral catequística y de comunión.

 

7.  Realizar el servicio litúrgico en lo correspondiente a monaguillos, salmistas, cantores, comentaristas, y lectores en las celebraciones litúrgicas donde sea escasa la colaboración de otros fieles.

 

8. Apoyar la misión incesante de las Parroquias, creando centros móviles de formación cristiana católica, donde de manera creativa, combinada con actividades artísticas, deportivas, recreativas y culturales, se comparta la formación sobre sobre la Sagrada Escritura, el Catecismo de la Iglesia Católica y demás documentos de la Iglesia.

 

9. Creación, producción y difusión de obras (musicales, teatrales, de literatura, o de artes plásticas, radiales, audiovisuales, digitales, virtuales, entre otras), además de artesanías y manualidades, que lleven esperanza, paz y alegría a la humanidad, que expresen  un contenido catequístico y formativo, contribuyendo a que los seres humanos conozcan y se acerquen a Dios por medio de ellas.

 

 

10.  Apoyar y desarrollar con la ayuda de otras instituciones, talleres y jornadas artísticas y de manualidades, que beneficien a las poblaciones vulnerables con el efecto terapéutico de las artes y, con un desarrollo socio-económico, a través de la producción de elementos, objetos o manualidades que promuevan el mejoramiento de su calidad de vida.